Volver al Blog

Nueva era en cartografía geológica


Ludovic Bigot, MSc, P.Geo, y Ludovic Legros, MSc, GIT

En la actualidad, las imágenes satelitales multiespectrales hacen posible la telecartografía predictiva de alta precisión de vastos territorios, en casi cualquier parte del mundo.  Midiendo la señal electromagnética en ciertas ventanas del brillo solar, el visible y el infrarrojo, los satélites ópticos multiespectrales permiten identificar una variedad de minerales, entre otros los óxidos de hierro, los silicatos ferro magnésicos, las arcillas, las micas, los carbonatos y la sílice. Métodos analíticos de avanzada, como los puestos a punto por Effigis, aumentan considerablemente la precisión de la determinación, lo que constituye una ventaja importante para las actividades de exploración. Esta capacidad extraordinaria de evaluar la geología de un territorio y su potencial minero es el fruto de cerca de 50 años de evolución tecnológica.

Historio del satélite multiespectral– Landsat y ASTER

En 1972, la NASA lanzaba el primer satélite multiespectral de la misión Landsat. Desde entonces, la importancia de la teledetección en la exploración minera, y más generalmente en las geociencias, no dejó de crecer. La llegada, en 1999, del satélite multiespectral ASTER, también de la NASA, marca una etapa disruptiva, ya que lleva a la telecartografía predictiva a un nivel de precisión netamente superior, tanto desde el punto de vista de la variedad de minerales cartografiados como desde el de la resolución espacial.

A título de ejemplo, el satélite ASTER tiene la particularidad de contar con varias bandas espectrales estrechas en las ventanas del infrarrojo cercano y de onda corta (NIR y SWIR), lo que es crucial para la identificación de minerales tales como los óxidos de hierro, las arcillas, las micas, los silicatos ferro magnésicos y los carbonatos. Además, las resoluciones espaciales son de 15 y 30 metros para la mayoría de los minerales. Más de 99 % de las masas terrestres fueron cubiertas por las imágenes ASTER, por lo que este satélite se volvió indispensable para la evaluación geológica de una región, particularmente las que son de acceso difícil.

Un hito – WorldView-3

En 2014, con la puesta en funcionamiento del satélite multiespectral de alta resolución WorldView-3, operado por DigitalGlobe, se marcó un hito. Con 16 bandas espectrales situadas en el infrarrojo cercano y el de onda corta, WorldView-3 permite identificar una gama más ancha y más precisa de minerales, particularmente en las alteraciones hidrotermales asociadas a los sistemas mineralizados. El elemento disruptivo es aquí, principalmente, la resolución espacial de 1,25 y 3,7 metros para el análisis mineral.

Enfoque innovador para mejorar el conocimiento geológico

En lo sucesivo, WorldView-3 resulta indispensable para el análisis mineral. Con vistas a sacar el máximo provecho de las imágenes de este captador y de alcanzar una gran precisión analítica, Effigis puso a punto un enfoque innovador que integra el tratamiento de las imágenes satelitales al análisis de las bases de datos disponibles, ya sean geológicas, geofísicas o geoquímicas.

El ejemplo del sector Cuprite Hills

Effigis realizó un estudio mineral derivado del análisis espectral de los datos de WorldView-3 para el sector de Cuprite Hills, en Nevada. Este estudio permitió identificar con precisión minerales específicos: calcita, moscovita, caolinita, dickita, alunita y ópalo (Figura 1). Para alcanzar estos resultados, el equipo primero calibró su análisis recurriendo a medidas espectrales de terreno y a firmas minerales que provenían de bibliotecas espectrales. Luego recurrió a herramientas innovadoras de procesamiento de datos para reconocer los dominios minerales. Por último, para validar el estudio, comparó las zonas minerales interpretadas a puntos de control de terreno. El resultado es de una precisión notable: el método analítico elaborado por Effigis logró una tasa de correlación superior al 80 %.

Este método distintivo, en el que se alían satélites de última generación y métodos analíticos innovadores, conduce a una exploración minera más inteligente, lo que permite reducir el riesgo optimizando, al mismo tiempo, los esfuerzos y los costos. Desde este punto de vista, este enfoque marca un cambio de paradigma en el dominio de la telecartografía predictiva.

Figura 1: Mapa mineral derivado del análisis espectral de datos WorldView-3 (50 cm). Sector de Cuprite Hills, Nevada.

Compatir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone